Saltar al contenido

Resumen del #TalkingAboutTalent 3

    El 17 de diciembre de 2020 tuvo lugar nuestro tercer #TalkingAboutTalent, en el que tuvimos la suerte de contar con 3 buenos amigos y grandísimos emprendedores que están revolucionando sus sectores con la ayuda de la tecnología. Sin más, te dejamos aquí las preguntas y respuestas más destacadas. 

    También tienes el Webinar en formato vídeo en nuestro canal de Youtube. ¡Ven a verlo!

    Vuestros modelos de negocio son formas de hacer negocios ya tradicionales basándolos en nueva tecnología. ¿Estáis de acuerdo?

    Muriel Bourgeois: Sí. La gran revolución, en nuestro caso, es la tecnología. El sector del libro es un sector que no ha innovado prácticamente, sobre todo en el formato papel. Los grandes lectores empiezan siendo los niños, que son los que vienen nativos digitales, y están queriendo otro tipo de formatos y propuestas. Nosotros encontramos el punto de unión entre la tecnología y el poder de las historias para hacer que ocurra esa magia en la que ellos entran, forman parte de la historia y el libro deja de ser algo ajeno para convertirse en algo conectado a nivel personal. Todo esto se consigue gracias a un software potente detrás que vaya sumando todas las variables posibles. Por ejemplo, detrás de un solo libro, tenemos hasta un millón de combinaciones posibles para sorprender a los “peques”.

    Claudia de la Riva: Nuestra historia es un poco distinta a lo que estamos acostumbrados. Iniciamos Nannyfy con mi experiencia (maternidad), dándome cuenta de la dificultad que tenemos todas las madres y padres para poder compaginar casa, marido, mujer, trabajo, vida social… Lo que quise, entre 2018 y 2019, y al ver que no había nada que solventase lo que yo necesitaba, fue montar un Marketplace que conectara familias con “nannies” internamente validadas, sabiendo que es un sector sensible y que en España somos bastante reticentes a dejar a nuestros hijos en manos de otros. A raíz de esto creamos Nannyfy y, en 2019, ya nos habíamos posicionado como una de las mejores aplicaciones del sector, creando un contacto muy parecido a lo que sería Uber o Cabify, ya sea por una necesidad de horas o por larga estancia. Con la llegada del Covid nos tuvimos que reinventar a la velocidad de la luz y digitalizar un sector tan tradicional como es el del cuidado y el aprendizaje. Parece casi imposible el plantearse poder cuidar a través de una pantalla, pero sí es posible y nosotros lo hemos hecho.

    Nacho Rodés: La historia de RocketROI es la historia de tres amigos que inventan un algoritmo que lo que hacía era automatizar los procesos de compra de la publicidad en base a unos objetivos de rentabilidad. Después, pivotamos rápidamente a consultoría a vender el servicio basado en esta tecnología. En 2018 decidimos lanzar el software, profesionalizamos la consultoría y en 2 años triplicamos el tamaño de la compañía. El software lo hemos tenido que dejar, ya que Google replicó las tecnologías y en ese momento, los fundadores y parte del equipo regresaron a RocketROI. En todo este tiempo, hemos ido haciendo la evolución a consultora que empezó mucho en medios y que se ha convertido en partner digital, que te brinda todos los pasos a seguir para la creación de la marca digital: creación de la idea de negocio, desarrollo de negocio, marca, desarrollo tecnológico necesario, media, analítica, CRO… Ahora somos 70 personas en Barcelona, Madrid e Italia. Nos seguimos considerando StartUp, con un equipo muy unido, unos márgenes de consultoría establecida y con muchísimas ganas de seguir creciendo. No hemos revolucionado el sector, lo estamos intentando, pero todavía no.

    ¿Alguno de estos modelos de negocio se ha basado en alguna empresa internacional para copiarlo aquí en España?

    Claudia de la Riva: Cuando tenemos una idea, todos hacemos lo mismo: vamos a Google a ver si somos los primeros en tener esa idea, o a ver si tienes competidores y cómo lo están haciendo. Yo fui un poco más allá y me basé en una plataforma de Estados Unidos, pero no quise solo replicarlo, sino también mejorarlo. Ahora, creo que son ellos los que nos copian a nosotros. Pero sí, hemos copiado. Siempre está bien tener a alguien de inspiración y tener un modelo que te diga que lo que tienes en mente tiene sentido y que es negocio.

    Muriel Bourgeois: Tenemos una anécdota muy buena. Al socio fundador le habían metido en este lío y estaba muy bien, pero el tema más complicado era el cómo hacer la impresión por demanda, cómo crear un libro específicamente hecho para un niño, qué máquinas utilizamos… Al principio de todo, esto se sabía muy poquito al no haber un mercado desarrollado. Pero un día fuimos a un evento, el Digital Book World, y había una ponente a la que le estaba yendo increíble haciendo esto, y todos pensamos “¡bien, no vamos mal!”. Un año después hubo un boom con esto, ya que una empresa de UK copió este modelo, lo hizo mucho más moderno y éste empezó a ser un nicho mucho más en tendencia. Dependiendo de cómo sea el producto de innovador, te va muy bien que haya un competidor que abra el mercado.

    Nacho Rodés: Hay una frase que dice “emprender es 1% de inspiración y un 99% de transpiración”. No pasa nada y de hecho es bueno que haya competidores más o menos parecidos a ti, porque quiere decir que no eres el primer loco al que se le ha ocurrido la idea. De hecho, hay muchos inversores que tienen miedo de invertir en compañías sin competencia. Será por algo, ¿no? En nuestro caso, había una compañía que hacía algo muy parecido a lo que hacemos nosotros. Tenía muchas soluciones y una de ellas era esta, pero por algún motivo no se había popularizado. Así que no, la consultoría no la he inventado yo.

    resumen #TalkingAboutTalent 3

    Claudia, ¿cuánto os costó en tiempo y dinero crear la plataforma e-commerce/Marketplace?

    Claudia de la Riva: A mí afortunadamente, más tiempo que dinero, gracias a los inversores que encontré y que confiaron en mí y mi CTO. Levantamos 250.000€ en la primera ronda, que fueron destinados exclusivamente al desarrollo de la aplicación. No creo que la gente sepa lo que cuesta tanto en tiempo como en dinero hacer una aplicación. Mucha gente cree que lanzarse de primeras a hacer una aplicación es muy sencillo, pero en absoluto lo es. Requiere mucho tiempo y mucho conocimiento (releases, gente que sepa de diseño de producto, los tiempos de aprobación en las stores, tiempos de actualización y edición…). Yo siempre recomiendo hacer primero una web responsive, probar, hacer A/B Testings…. y si ves que tiene sentido, lanzarse a por la aplicación. Hemos pasado por 3 rondas en total, con las que hemos conseguido más de 1 millón y medio, y hemos experimentado diversos cambios desde el principio. Ahora incluso nos llamamos Nannyfy TV. En cuanto al tiempo, se necesita todo y más. Pero es tiempo en el que aprendes y disfrutas mucho más que en un Máster acelerado.

    Desde el inicio de la idea hasta el primer lanzamiento del proyecto, teniendo en cuenta que todo lo quiero para antes de ayer y que mi CTO es el mejor, pasaron unos dos meses. No sé si es un tiempo muy representativo, ya que los tiempos de mi CTO van a otro ritmo.

    ¿Cómo conseguisteis impulsar vuestros negocios dentro de sectores tan tradicionales?

    Muriel Bourgeois: En mi caso, tengo un background muy fuerte en pedagogía e infancia y hay una alerta muy fuerte debido a que los niños están dejando de leer. Esto es muy preocupante para padres y educadores, ya que la lectoescritura es la base del aprendizaje de todos nosotros. A mí siempre me ha encantado contar cuentos y, cuando participaba en festivales de narración oral, solía tener cientos de niños delante. Para mantenerlos atentos, lo que hacíamos era personalizar la narración: los señalábamos, les hablábamos, los hacíamos partícipes de la historia… y así se sentían implicados, se sentían los héroes y se quedaban callados hasta el final de la historia. La conclusión es que, cuando el niño tiene una relación personal con la historia, hay algo que cambia. Eso me hizo preguntarme cómo hacer que todos los niños y niñas fuesen los propios protagonistas de sus historias y entren en este fascinante mundo. Así nació la idea.

    Nacho Rodés: En mi caso, me dijeron una frase: “ten una mejora aplastante; si no, no va a funcionar”. En el mercado, las mejoras pequeñitas no sirven. Debes tener una aportación de valor alta. Nosotros trabajábamos con algunas compañías en las que habíamos estado creando y probando algunas tecnologías. Vimos que tenían sentido, que funcionaban y decidimos lanzar estas tecnologías para todo el mundo. Y así surgió. Luego evidentemente hemos ido evolucionando y creando cosas nuevas, adaptando aquellas cosas que nos gustaron de otras empresas.

    Claudia de la Riva: En mi caso, la idea surgió del desorden y la necesidad de última hora. Las “nannies” yo siempre las he necesitado last moment, por el típico plan que te proponen a último momento, te quedas sin saber qué hacer y tienes que recurrir a la amiga de la amiga de la amiga, que conoce una “nanny” que dice que es buenísima y tienes que fiarte, porque no sabes cómo es hasta que le abres la puerta de tu casa. Entonces pensé algo así como “si han surgido empresas como AirBnB o BlaBlaCar, ¿por qué no Nannyfy?”. La necesidad estaba ahí y esa era la oportunidad.

    resumen #TalkingAboutTalent 3

    En 10 años, ¿os veis en la empresa haciéndola crecer, o una vez estabilizada probablemente la vendáis para reemprender?

    Claudia de la Riva: Yo sé que voy a seguir emprendiendo. Lo que no sé es si será con Nannyfy o si será por otro camino. Tengo muchas ideas ya. Seguro que montaré más cosas, pero no puedo tener nada claro aún. 

    Nacho Rodés: 10 años son muchos. Yo tengo muchas inquietudes. Hago muchas cosas solo por inquietud, aunque no me reporten beneficio económico. Hay que saber ver cuándo hay que parar, cuándo hay que dar un paso al lado y cuándo hay que cambiar. Ser emprendedor consiste en acelerar muchísimo cuando toca, y frenar en seco también cuando toca. 

    Muriel Bourgeois: La compañía lo dirá. Hay que tener en cuenta lo que demanda la compañía en cada momento, dentro de las inquietudes y la forma de ser de cada uno. Si tienes ese gen emprendedor y una vez lo has hecho ya, es probable que lo vuelvas a hacer. En mi caso, mejor si es dentro del mundo de la educación, que es lo que me apasiona.

    ¿Cómo se consigue el primer inversor?

    Muriel Bourgeois: Para nosotros fue bastante duro por el hecho de hacer algo que prácticamente no existía y ser una industria a priori no atractiva. Todo estaba por demostrarse. Lo que hicimos fue centrarnos en conseguir fondos en Crowdcube para poder tirar nuestro primer MVP, salir de la primera etapa y, al demostrar nuestra capacidad, ya acudir a Business Angels. Una vez tienes un poco de tracking demostrado, todo cambia. 

    Claudia de la Riva: Yo suelo decir que salí a ligar y, de 200 que fui, 198 me dijeron que no. Lo que hicimos entre el CTO, el co-founder y yo fue ir presentando el proyecto a mucha gente y también a través de las redes sociales. Sobre todo, no quise vincular a mucha gente de mi entorno cercano y fui muy selectiva en cuanto a la financiación que recibía.

    Nacho Rodés: Nosotros nos autofinanciamos. Hicimos una ronda propia para tener la capacidad de priorizar a quién sí y a quién no. El motivo principal de los fracasos es el desacuerdo entre socios. La unión de los socios es determinante y es vital encontrar un buen socio. En nuestro caso vimos a bastantes personas, hasta que llegó una de Madrid que apostó por nosotros, nos dio un empujoncito y luego sí que levantamos una ronda superior aquí en Barcelona.

    ¿Qué consejo daríais a alguien que tiene una idea de negocio pero no se atreve a lanzarse?

    Claudia de la Riva: El miedo que se tiene es miedo a lo desconocido y a salir del confort. Yo recomiendo no preguntar mucho. Yo no pregunté, sino que fui tirando y conseguí un equipo maravilloso que me ha ido ayudando en todo y enseñando. Yo no sé de nada, pero sí que tengo visión y tiendo mucho al thinking big y a apartar los malos pensamientos y las tendencias negativas. 

    Nacho Rodés: Yo lo que siempre digo es que, si tú te has preparado, formado, mentalizado… y un día decides saltar, reduces muchísimo las probabilidades de error. Mis hermanos me dijeron “si otros tienen sus ideas y emprenden, ¿por qué tú vas a ser menos?”. La cosa es hacerlo y, de alguna manera, saldrá. En el caso de que no salga, aprenderás. Eso sí, no debes lanzarte sin cabeza y sin preparación. Cuidado con eso.

    Muriel Bourgeois: Cuando uno no se atreve, debe hacer una reflexión acerca de por qué no se atreve. La situación actual ya la tienes y no la vas a cambiar si no te mueves. Si realmente estás deseando algo diferente en tu vida, es muy evidente que hay que hacer un cambio y lanzarse. Si no sale, el aprendizaje se queda. También debes saber por qué emprendes, el propósito que hay detrás.

    ATENCIÓN PERSONALIZADA

    Prueba Gratis

    Como lo lees. Prueba nuestro servicio. Sube tu posición.
    Y si no te sirve, NO PAGAS. Sin letra pequeña.

    NEWSLETTER

    Noticias frescas

    Susbríbete a nuestra News y recibe cada mes
    contenidos exclusivos directamente en tu buzón.

    Abrir chat
    💬 ¿Necesitas ayuda?
    Hola 👋 ¡Encantados de tenerte por aquí! ¿En qué podemos ayudarte?