Cambios muy acelerados, situaciones imprevisibles, retos nuevos constantemente, adaptarse a entornos desconocidos… El 2020 empezó y acabó así, y el 2021 va por el mismo camino; pero ya no nos pilla tan desprevenidos. Hay que tener claro que los cambios no solo son a nivel corporativo. A nivel personal, cada trabajador tiene su propia lucha y proceso de adaptación, y más aún si de la noche a la mañana tienes que aprender a liderar un equipo en remoto: una tarea nada fácil que te intentaremos allanar en este artículo.

Y es que, ante uno de los mayores cambios históricos a nivel social y laboral, es necesario saber lidiar con ciertas situaciones que puede sorprenderte o, al menos, poner cuesta arriba tu día a día. Así pues, queremos compartir contigo algunas de las claves para liderar un equipo en remoto.

liderar un equipo en remoto

6 puntos para liderar un equipo en remoto

  1. Usar la tecnología. Sin duda, el punto básico de tu estrategia es este. Debes estar abierto a nuevas formas de comunicar y también de trabajar. Slack, Teams, Trello, Loomio, Toggl, Google Meet… tienes infinidad de opciones para optimizar la comunicación y la organización de tu equipo.
  2. Facilitar canales de feedback. El teletrabajo no es el fin de la comunicación, ¡ni mucho menos! Hay muchísimas herramientas que pueden facilitar la vida, incluso a nivel presencial, para generar canales que permitan a los empleados dar su feedback en cualquier momento y sobre cualquier temática. Este aspecto es muy importante para liderar un equipo en remoto. Si no puedes tratar con ellos ni verlos día a día, debes ser consciente de sus necesidades y opiniones.
  3. Comunicación clara y fluida. Ligado al punto anterior, este aspecto consiste en aprovechar los espacios que se hayan facilitado, pero también en generar una comunicación constante y transparente con todas las herramientas que fueran necesarias. Según el tipo de formalidad o fluidez que busques en cada caso, puedes usar el email, enviar mensajes por Slack o convocar una reunión con Google Meet. Tú decides, ¡pero hazlo!
  1. Espacios individuales y colectivos. Es importante que haya canales donde poder recibir y compartir feedback para liderar un equipo en remoto, pero también debemos dejar claro que estamos abiertos a canales comunicativos tanto grupales como individuales. Será importante que el equipo sienta que puede contar con nosotros a nivel multicanal según la necesidad de cada momento. Y no solo eso, sino que deben sentirse cómodos para hacerlo; o lo que es lo mismo: crea vínculos con tu equipo.
  2. Generar confianza y delegar. Está claro que hay que generar confianza con el equipo. Los empleados deben saber que pueden hablar contigo abiertamente sin guardarse ninguna inquietud. Sin embargo, un aspecto que no siempre se tiene en cuenta es la motivación que da al empleado notar que la confianza es bidireccional. El hecho de delegar responsabilidades es también un gran generador de confianza. No solo debes decirles “podéis contar conmigo”, sino también “cuento con vosotros”. Ese es el momento en el que empezarás a consolidar tu equipo.
  3. Empatía. Como persona a cargo de un equipo de trabajo, debes saber ponerte en la piel de cada uno de los miembros de tu equipo. La situación actual es causa directa de muchas inestabilidades emocionales, frustraciones y cambios a los que no todos se adaptan al mismo ritmo. Es por eso que, para empezar a liderar un equipo en remoto, debes tener claro que los aspectos emocionales NO quedan fuera de la jornada laboral.
Y tú, ¿ya aplicas estas acciones en tu equipo? ¿Crees que es difícil liderar un equipo en remoto o no te está costando tanto como esperabas? ¡Te escuchamos!

ATENCIÓN PERSONALIZADA

Prueba Gratis

Como lo lees. Prueba nuestro servicio. Sube tu posición.
Y si no te sirve, NO PAGAS. Sin letra pequeña.

NEWSLETTER

Noticias frescas

Susbríbete a nuestra News y recibe cada mes
contenidos exclusivos directamente en tu buzón.