Saltar al contenido

Fee variable vs. Fee Fijo ¿Cuál elegir?

    Hay una gran variedad de sistemas de cobro en el mundo de las agencias de reclutamiento, así que es normal que acabes saturado si estas empezando a tratar la posibilidad de externalizar tu selección de personal.

    Es por este motivo que en el artículo de hoy te explicamos dos de los sistemas de pago más comunes; el honorario fijo o “fixed fee” y el honorario variable “variable fee”. Estos dos métodos son los más empleados por agencias y headhunters en contrataciones permanentes de perfiles especializados y/o posiciones de mando.

    ¿Fee variable o Fee fijo?

    • Pago variable (fee variable): Los recruiters o la agencia cobran un porcentaje sobre el salario bruto anual del candidato contratado. Por lo tanto, cuanto más alto es el salario más crece la tarifa. La media se sitúa en el 15% aunque en el caso de altos mandos esta cifra puede situarse entre el 20% y el 30%.
    • Pago fijo (fee fijo): El cliente y proveedor establecen un precio antes de iniciar la búsqueda. Como en el caso anterior se trata de un porcentaje de la retribución brutal anual, pero basado en un salario de referencia, es decir la retribución habitual de la posición ofertada. En lo referente a los porcentajes en este caso son los mismos que en el fee variable o incluso, pueden negociarse pagos ligeramente inferiores.

    Otra característica para tener en cuenta del pago fijo es que es más común que la retribución se efectúe a plazos, normalmente siguiendo la siguiente estructura:

    • Paga y señal
    • Pago acorde con unos plazos de entrega de servicios, previamente pactados.
    • Pago final tras la contratación

    ¿De qué dependen los precios?

    El coste de contratar a una agencia de reclutamiento dependerá de múltiples factores, pero aquí te dejamos los más importantes:
    • Volumen de contratación.
    • Características demográficas y del mercado laboral.
    • Grado de complejidad y especialización de las posiciones a cubrir.
    • Duración de los contratos entre cliente y proveedor.
    • El salario bruto anual del puesto ofrecido.

    Cuida la relación con tu recruiter

    La mejor manera de que un proceso de externalización finalice con éxito es estableciendo una relación equilibrada entre cliente y proveedor. Hay que generar un acuerdo justo para ambas partes, en el que la empresa que contrata el outsourcing no pague más de lo debido y donde la agencia de reclutamiento o el recruiter no reciba menos de lo que cuesta su trabajo y su tiempo.

    Esta es la única manera de alinear objetivos y conseguir el mejor talento para tu empresa. Como este paso es muy importante, te recomiendo leer estos artículos:

    ATENCIÓN PERSONALIZADA

    Prueba Gratis

    Como lo lees. Prueba nuestro servicio. Sube tu posición.
    Y si no te sirve, NO PAGAS. Sin letra pequeña.

    NEWSLETTER

    Noticias frescas

    Susbríbete a nuestra News y recibe cada mes
    contenidos exclusivos directamente en tu buzón.

    Abrir chat
    💬 ¿Necesitas ayuda?
    Hola 👋 ¡Encantados de tenerte por aquí! ¿En qué podemos ayudarte?