Saltar al contenido

Cómo conseguir que tu equipo sea lo más productivo posible

    Todas las empresas quieren seguir creciendo y mejorando su proyección de futuro, pero hay que definir bien la estrategia para conseguirlo. Algunos directivos optan por delegar más responsabilidades en los trabajadores, otros creen que es el momento perfecto para subir los objetivos y otros directivos opinan que lo mejor es aumentar los sueldos. En el artículo de hoy vamos a explicarte cómo conseguir que tu equipo sea lo más productivo posible.

    Si te das cuenta, normalmente no se le suele prestar atención al salario emocional. Este concepto puede parecer muy subjetivos, pero es todo lo contrario, se puede conseguir con medidas igual de tangibles que una nómina mensual.

    Aplicar el salario emocional te va a ayudar a crear equipos más motivados y productivos, lo que se traduce en mejores resultados para tu negocio y un crecimiento ascendente de la empresa. Por este emotivo, en el artículo de hoy te explicamos todo lo que necesitas saber sobre el salario emocional y qué beneficios puede aportar a tu negocio.
    Cómo conseguir que tu equipo sea lo más productivo posible

    ¿Qué es el salario emocional?

    Cuando optamos a un puesto de trabajo y nos hablan de condiciones, normalmente solemos prestar más atención al sueldo y al horario, pero cada vez son más los factores que los trabajadores tienen en cuenta a la hora de elegir un trabajo u otro.

    Te dejamos algunos ejemplos:
    • Oportunidades de ascenso dentro de la organización
    • Posibilidades de aprender cosas nuevas sobre su área profesional
    • Si el trabajo a realizar será monótono o dinámico
    • Si existe un buen ambiente y/o cultura de equipo.
    • Si la empresa ofrece aportaciones de valor a la sociedad (misión medioambiental, social y/o educativa).
    • Decoración y tamaño del espacio en las oficinas.
    • Días de vacaciones, retribución flexible y días de trabajo a distancia.
    Hace unos años los empleados solo buscaban trabajar para conseguir un sustento económico para cubrir sus necesidades básicas; pero, como puedes ver, ahora los empleados quieren llegar a la cima de la conocida como Pirámide de Maslow, quieren solventar otro tipo de necesidades como: necesidad de reconocimiento, autorrealización y afiliación.

    Estos aspectos son los que conocemos como salario emocional, son factores no económicos que pueden ayudar a la motivación, productividad y autorrealización de tus empleados.

    Claves para motivar a tus trabajadores

    Existen muchas formas de motivar a tus empleados, pero muchas veces va a depender del tipo de trabajador y de persona que sea, cada uno tiene sus motivaciones y sus intereses particulares. Igualmente, te dejamos algunas de las claves para mejorar la motivación de tus trabajadores:
    • Flexibilidad: las compañías han de adaptarse a los cambios. Esto implica necesariamente volverse más flexibles, asumir nuevos modelos de trabajo y facilitar la conciliación de los profesionales con su vida personal y familiar.
    • Formación: ante la reactivación del mercado, la formación y la mejora de las aptitudes de los profesionales es algo imprescindible. Para las compañías apostar por la revisión de procedimientos y actualización de los conocimientos de su plantilla es una inversión de cara al futuro.
    • Crecimiento y posibilidad de promoción: el crecimiento de la empresa es directamente proporcional al crecimiento de sus empleados. Impulsar el desarrollo profesional de la plantilla se traduce en brindarles nuevas responsabilidades, asignarles proyectos que los ilusionen y pensar en planes de desarrollo que sean beneficiosos para ellos.

    Técnicas y consejos para motivar a los empleados

    Aconsejar a tus empleados
    Cuando queremos dar un consejo debe ser siempre de forma constructiva. Es evidente que un único consejo no es capaz de lograr modificar la motivación de una persona, pero no debemos menospreciar el impacto que puede tener sobre un empleado un consejo dado de la forma adecuada y en el momento adecuado.

    Para aumentar su efectividad el consejo debe tener las siguientes condiciones:

    • Identificar el problema de forma específica o el objetivo final.
    • Explicar por qué y/o para qué el cambio es importante.
    • Recomendar un cambio específico.

    Cualquier consejo va a ser de gran ayuda para tus empleados siempre y cuando la empresa les ofrezca estrategias alternativas para poder cambiar; además, debes ayudarles a realizar este cambio que estas requiriendo.


    Incentivar a tus empleados para que muestren sus emociones

    Es importante que estés al tanto de lo que piensan y lo que pasa en todo momento con tus empleados. Es recomendable mantener reuniones semanales con cada trabajador para que pueda contarte como se siente realizando sus tareas, cómo se relaciona con el resto del equipo, cuáles son sus inquietudes, etc. De esta forma ganarás confianza y el empleado se sentirá cómodo contigo.

    Trata de hacerles ver que sus ideas son importantes para ti, que sus opiniones nunca son erróneas y que no tienen que sentirse infravalorados, al revés, gracias a ellos la empresa tiene éxito. La sensación de pertenencia es clave en la motivación laboral y les hará sentir tu empresa como algo propio. No hay mayor desmotivación que ser ignorado. Si tus empleados sienten que sus opiniones no sirven para nada dentro de la empresa, lo normal es que no sientan que forman parte de ella. Es muy importante que des valor a lo que puedan sugerir tus empleados sobre los servicios y/o productos que ofrece la empresa.

    Ofrecer políticas flexibles
    Se ha comprobado que el trabajo flexible contribuye a una mayor productividad, y a que se reduzcan los costes por absentismo y/o rotación. Las políticas flexibles generan empleados felices y comprometidos. Para establecer estas políticas te va a ayudar mucho conocer personalmente a tus empleados y su situación personal. Este acercamiento te permitirá tener información valiosa para motivar a tu equipo de trabajo, brindándoles flexibilidad donde más lo necesitan, ya sea en:

    • Horario de trabajo
    • Días de descanso
    • Actividades externas: entradas a teatro, cine, etc.
    • Jornada reducida
    • Concursos internos que incluyan la convivencia con empleados y familia

    Ofrecer un buen espacio de trabajo 
    Debes interesarte en mejorar de forma continua las instalaciones físicas del lugar de trabajo para que tus empleados se sientan cómodos realizando sus tareas. Aquí debes tener en cuenta desde los ordenadores, libretas, bolígrafos, iluminación, aire acondicionado, salas de reuniones, zonas comunes para descansar, comedor, etc. En definitiva, el espacio de trabajo debe contar con todo lo necesario para que cada día ir a trabajar sea satisfactorio y motivador.

    El espacio de trabajo puede afectar muy positivamente a tus empleados, si quieres saber más te recomendamos leer nuestro artículo Motiva a tus empleados a través del entorno.

    Cómo conseguir que tu equipo sea lo más productivo posible
    Y tú: ¿Qué haces para que ti equipo se encuentre motivado? ¿Ofreces flexibilidad a tus empleados para que puedan compaginar el trabajo con su vida privada?

    ATENCIÓN PERSONALIZADA

    Prueba Gratis

    Como lo lees. Prueba nuestro servicio. Sube tu posición.
    Y si no te sirve, NO PAGAS. Sin letra pequeña.

    NEWSLETTER

    Noticias frescas

    Susbríbete a nuestra News y recibe cada mes
    contenidos exclusivos directamente en tu buzón.

    Abrir chat
    💬 ¿Necesitas ayuda?
    Hola 👋 ¡Encantados de tenerte por aquí! ¿En qué podemos ayudarte?